Entre Sierra Nevada y el Mar.

Este restaurante está situado en un Carmen morisco del Albayzín. Con las mejores vistas a los palacios nazaríes de la Alhambra, le ofrece su cocina autóctona y un vino natural de viña ecológica cosechado en su finca de turismo rural Alquería de Morayma en la Alpujarra.

El lugar es ideal para recuperarse de una buena caminata por la ciudad ya que se encuentra a diez minutos de la Alhambra, la Catedral, el Centro histórico y en el centro de un barrio emblemático como es el Sacromonte y el Albayzín. Con las mayores alturas de la península en Sierra Nevada, y los aires cálidos de la cercana Costa Tropical del Mediterraneo.

El Carmen (“Karm”), definido como casa con huerto y jardín, oculto a la mirada de los vecinos, es la forma de vida específica del Albayzín: Casa de campo en el interior de la ciudad, con minucioso aprovechamiento de los espacios. En esta acogida se crean diferentes ambientes y pequeños comedores que acogen la intimidad de los comensales. La leyenda nos narra que la princesa Morayma residió en este rincón durante el cautiverio de su esposo Boabdil el último rey de Granada.

Se le ofrece degustar la cocina tradicional granadina.
La carta se rige por productos de temporada y de la zona, con una carta de vinos bien seleccionada.

Junto a la buena oferta gastronómica además de un esmerado servicio el Mirador está indicado para una cena romántica, de amigos o celebración, además de congresos o reuniones de trabajo ya que ofrece peculiaridades como copa de bienvenida en sus jardines y comedores particulares, donde se puede disfrutar de una larga comida sin turnos ni prisas.