Vendimia

Viña y sol. Por un camino, vendimiadores en fila. Cada canasta destila la promesa de un buen vino. ¡Qué paseillo divino hacia el lagar de la muerte! Aquí el débil es el fuerte y es un triunfo la derrota. Hasta la última gota. Y que Dios reparta suerte. Rafael Guillén