Diciembre-enero: Navidades y regalos

HAY un dicho que nos advierte sobre los regalos en estas fechas: «De bollo de monja y gallo de labrador, líbranos, Señor». Porque el que regala espera que le regalen y los curas, las monjas, los labradores, los funcionarios, etc., siempre esperan rembolsar el ciento por uno. La aparición de oficinas gestoras v los nuevos sistemas comerciales han acabado con el regalo-gestión en el Barrio. En la provincia de Granada hay dos ejemplos de mucho peso de los regalos gestión-influencia: En tiempos de Natalio Rivas, cuando en las Alpujarras había cerdos, los regalos a gestiones en Madrid agotaban el número de jamones de Trevélez. Al final del siglo XIX, cuando las primeras plantaciones de chirimoyos de las colonias comenzaron a dar su fruto, faltaban cajas regalo-gestión.

En la enciclopedia de la misma época Agricultura y Zootecnia, de Joaquín Ribera, editada por J. Romá, Sdad. Cia. Editores, aparece en el tomo II, página 506 “que la mayor utilidad de estos frutos es para regalos a gestiones de Madrid” (esta enciclopedia procede, como tantos otros legados, de mi abuelo Manuel Luis). En los años sesenta, cuando yo comenzaba a trabajar en los subtropicales de la Costa, la comercialización de las plantaciones de chirimoyo era distribuida en su mayoría al sector “gestión-regalo”.

En estas fechas, los dulces son las ofrendas más comunes. Nicolás de Roda afirmaba que «para saborear buenos dulces era preciso ir a algún claustro de monjas», aludiendo a las delicias conventuales: huevos mol, empanadillas, aceitones, etc. Pero este tema, por su importancia, lo trataremos en otra monografía.

En el Albayzín existe una gran tradición pastelera, dulcera, confitera y de la llamada fruta de sartén: buñuelos, pestiños, etc. Antaño todos ellos eran caseros y aún persisten pese al «bombardeo» del consumo de mantecados y similares. El pan de aceite, llamado antiguamente «noche-bueno», en bolillos y hogazas, que contenía matalauva, ajonjolí, pasas y almendras, lo hacían los gitanos del Camino del Monte. Hoy en día el horno del Pasteles tiene fama por el gran número de especialidades turroncitos, pastelillos de gloria, bolines de limón, mazapán y troncos de Reyes. Fuera de estas fechas, es famoso el hojaldre o cuajado de Carnaval, que se vende en plato de Fajalauza y, todavía, se encuentran residuos de este hojaldre en cerámicas antiguas.

Albayzín, 28 de enero de 1982,
día de los Santos Inocentes.

Entrada extraida del libro “Ritual de la Cocina Albaycinera” de Mariano Cruz Romero, editada primeramente en diciembre de 1982 por Los papeles del CARRO DE SAN PEDRO (colección de monografías del Albayzín) por la editorial Azur, y en segunda edición corregida y aumentada en febrero de 2005 por Alquería de Morayma, S.L. y I.S.B.N: 84-609-4756-4 y depósito legal: Gr.506-2005   http://miradordemorayma.com/notas/